El caso por el homicidio de Cristian Emiliano Martínez ("Loquillo") de 38 años, ocurrido en la madrugada del sábado 5 de junio en el Barrio del ex Circuito Mena de Concepción del Uruguay, sigue generando incidentes.

Ocurrió la noche de este domingo, desconocidos intentaron incendiar la casilla propiedad de Jorge Sebastián López (31), vinculado al violento hecho delictivo previo al homicidio en el cual estuvo también involucrado Martínez.

Como se recordará, López y Martínez (Loquillo) estuvieron momentos antes en la vivienda de un joven al que amenazaron con armas de fuego, al tiempo que retaban a que se presentara en el lugar "E l gallo" González, con quien al parecer tenían conflictos personales.

Al no lograr su propósito, López y Martínez robaron la moto del joven y como no pudieron hacerla arrancar, decidieron rociarla con nafta e incendiarla.

Fue en esos momentos que habría llegado Claudio Matías González, alias El Gallo, de 24 años, quien disparó varias veces a Loquillo, para luego (están esperando las pericias para confirmarlo) rematarlo de un tiro con la propia arma con que Martínez había perpetrado el robo y las amenazas.

Amenazas a la pareja

Tras los hechos, se dispuso la captura de González, que hasta el momento no fue hallado y la detención de López, imputado de robo calificado y amenazas.

Finalmente, este último quedó detenido en Comisaría Primera, siendo representado por le defensora particular, Luisina Aldaz.

Con el correr de los días, se pudo saber que la pareja de López habría comenzado a sufrir amenazas, situación que le fue comunicada a la abogada, pero que al parecer la mujer no quiso denunciar.

Finalmente, este domingo por la noche, desconocidos intentaron cumplir con las amenazas y prendieron fuego la vivienda de López, ubicada en calle Lucilo López y 21 del Oeste.

Fuentes indicaron a 03442, que la damnificada Lucía Chivel de 34 años, se había ido a la casa de familiares, pero fue alertada de que su casilla se estaba prendiendo fuego, por lo que regresó.

Por otro lado se dio aviso a los Bomberos Voluntarios, que acudieron al lugar, pero al llegar el fuego había sido controlado, señalándose que alguien habría rociado el lugar con algún tipo de combustible.

Por suerte la situación no pasó a mayores y nadie resultó lesionado, ya que fue muy rápida la acción de los vecinos.

Tras lo sucedido, personal policial de Comisaría Segunda tomó intervención y realizó las actuaciones de oficial con conocimiento de la Fiscalía.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate