"La presión de la Policía ha hecho que el Ministerio Público Fiscal excarcele a las dos personas imputadas. Eso no sucede en ninguna causa de homicidio simple. Toda persona sospechada está de 30 a 60 días en una Unidad Penal" indicó Boeykens en contacto con el Nueve.

El reconocido militante de Derechos Humanos señaló además que "todavía no se llamó a prestar declaración de imputado a ninguno de los dos policías". Y agregó: "Hemos recopilado pruebas para demostrar que es un caso de gatillo fácil, que lo que hicieron los policías fue una ejecución. Testimoniales y un análisis de las pruebas objetivas, como vainas y otros elementos que dan cuenta que los testigos presentados por los funcionarios policiales faltaron a la verdad. Vamos a presentar un pedido para que declaren como imputados y vayan a juicio oral".

Embed

Comentá y expresate