Un allanamiento realizado este miércoles por la mañana en un alojamiento de calle San Juan al este de Gualeguaychú, fue la única medida judicial que se conoció en el marco de la investigación por el crimen del octogenario militar retirado, José Romero.

Una pareja, la mujer de 19 años y el hombre de 41, fueron trasladados desde el lugar del allanamiento a jefatura y puestos a disposición judicial para realizar pericias. Finalizadas las mismas, ambos recuperaron su libertad.

La investigación, a cargo del fiscal Sergio Rondoni Caffa, no ha arrojado mayores novedades y se espera que el teléfono celular de la víctima que fue encontrado en su departamento, aporte alguna información sobre los movimientos de Romero y las personas con las que mantuvo contacto en los últimos días.

Por otra parte, Radio Máxima supo que los elementos que, quienes conocían el departamento consideraban de valor, no fueron robados. Un televisor grande que seguía en su caja, el reloj que llevaba puesto y otro que estaba sobre un mueble, además de unos 5 mil pesos en efectivo.

En cuanto a los cien mil pesos que se dijo se habrían llevado, no está confirmado que ese dinero estuviera en la vivienda, sino que sería la suma que la víctima manejaba mensualmente, producto de su jubilación, una pensión de su esposa fallecida y alquileres de propiedades. Se desconoce si Romero tendría ese dinero consigo y de haberlo tenido, es llamativo que quien ingresó no se llevara todo el efectivo.

La hipótesis de un robo no está descartada, pero parece alejarse del crimen. La autopsia reveló que fue atacado con saña y todo indica que quien lo atacó sabía manejarse en tal situación, publicó Radio Máxima.

Comentá y expresate