Las "Jesús shoes" fueron furor en Estados Unidos, a tal punto que se agotaron en pocas horas. La creación de la compañía estadounidense de diseño MSCHF presentó las "zapatillas de Jesús" una modificación de calzados Nike Air Max 97s.

El modelo contaba con agua bendita dentro de las suelas, plantillas con olor a incienso y crucifijos entrelazados con los cordones. El agua proviene del río Jordán y fue bendecida por un verdadero sacerdote.

Embed

Según publicó Crónica, el director comercial de la empresa, Daniel Greenberg, el diseñador de las polémicas zapatillas afirmó que el propósito del modelo consiste en trolear las colaboraciones entre diferentes compañías, mostrando hasta qué absurdo puede llegar a serlo.

"Pensábamos en la colaboración entre Arizona Iced Tea y Adidas, que vendían zapatos que [promocionaban] una compañía de bebidas que vende té helado en bodegas", reveló Greenberg.

"Por eso quisimos hacer una declaración sobre cuán absurda se ha vuelto la cultura de colaboración. […] Nos preguntamos, ¿cómo sería una colaboración con Jesucristo? Como judío, lo único que sabía era que caminaba sobre el agua", agregó, publica Rosario 3.

Aunque la primera serie de las Jesús shoes, que se vendían por 3.000 dólares, se agotó en pocas horas, MSCHF promete organizar la venta "a las 11:00 cada segundo y cuarto jueves de cada mes".

Comentá y expresate