En relación a la evolución, en diálogo con Canal Nueve Litoral, distinguió que "en la capital provincial ya tenemos en total 51 casos, de los cuales siete corresponden a meses previos. La mayoría de los que están activos están relacionados a este último brote en la ciudad de Paraná".

Garcilazo explicó que se trata de una situación de transmisión por conglomerado dado que "tenemos un grupo de personas que se había infectado inicialmente, esas personas contagiaron a sus compañeros de trabajo, estos a sus familiares y se ha generado toda una cadena importante de contagio". "Esto se diferencia de la transmisión comunitaria porque ya no hay unión epidemiológica entre un caso y otro", aclaró.

Ante esta situación, remarcó que "lo fundamental que hemos planteado es disminuir la circulación de gente lo mayor posible, a través de ir atrás con algunas actividades y también otra clave tiene que ver con el transporte público. Lo más importante es bajar la circulación, que haya menos gente en contacto, es el objetivo fundamental que tienen que perseguir los municipios para que el municipio no encuentre gente para seguir multiplicándose".

De todos modos, anticipó: "En relación al conglomerado, estamos viendo muchísimos casos sospechosos que se van generando día a día. Esta semana esperamos tener alrededor de entre cinco y diez casos diarios en Paraná por la cantidad de contactos que han tenido todos estos casos confirmados".

Al respecto, explicó que "ha habido muchísima circulación de gente, por lo cual estamos observando que este conglomerado va a seguir aumentando esta semana". De ser necesario, evalúan endurecer las restricciones. "Nosotros hemos evaluado con el municipio ver cómo se va a comportar el virus esta semana y ver si es necesario ser un poco más duros con lo que tiene que ver con la circulación de gente. Creemos que vamos a seguir detectando casos en Paraná", sostuvo.

Embed

Comentá y expresate