El intendente de Paraná, Adán Bahl, coordinó este lunes el encuentro de trabajo que contó con la participación de los secretarios de cada área y de la viceintendenta Andrea Zoff. En el marco de la suspensión de actividades autorizadas y el endurecimiento de los protocolos para circular, el objetivo es "cuidar a la comunidad y al empleado municipal que sigue prestando servicios",indicaron desde la comuna.

En lo comercial, continúa el control de los protocolos vigentes y cumplimiento de horarios de apertura y cierre de los locales. Se han establecido además inspecciones nocturnas para detectar la apertura de locales fuera de los horarios que rigen para su funcionamiento. En cuanto a los artículos de primera necesidad, se constata que se estén respetando los precios de venta acordados.

Se realizaron también inspecciones en residencias para adultos mayores, en lo que refiere al estado edilicio ya que el estado de salud y sanitario de los residentes, es competencia del área de Salud de la Provincia.

Se mantienen además los operativos de control en la vía pública para detectar la presencia de venta ambulante incumpliendo ordenanzas de ocupación ilegal del espacio público y normativas de higiene.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate