La aparición de la variante Ómicron de coronavirus, detectada por primera vez el 24 de noviembre en Sudáfrica, puso en alerta nuevamente a una gran cantidad de países que ya tomaron medidas para prevenir su ingreso. Si bien aún no hay datos concluyentes, la información preliminar apunta que podría ser más contagiosa. Y en Santa Fe advierten sobre lo que podría venir.

En la Argentina el Gobierno ya dispuso nuevos requisitos para quienes quieran ingresar al país y hayan estado anteriormente en África, como tener el esquema de vacunación completo 14 días antes de su arribo y exhibir un PCR con resultado negativo realizado en el país de origen 72 horas antes de la llegada.

La ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, también se refirió al tema este lunes y aclaró que en la provincia la variante predominante sigue siendo la Delta, representando alrededor de un 90 por ciento de los casos.

En diálogo con AMPM (Radio 2), Martorano volvió a hablar sobre la nueva variante y señaló que las mutaciones del virus del covid-19 son parte de una realidad vinculada con la distribución desigual de vacunas que se dio en el mundo.

Sostuvo que en parte esto se debe a que algunos países han acaparado vacunas mientras que otros sólo han podido inocular a un bajo porcentaje de su población. "Todos tenemos que colaborar con África y aquellos países que no puedan vacunar, porque hasta que no vacunemos al mundo entero esto no va a terminar", dijo este martes la ministra.

También remarcó que el hecho de que Ómicron tenga tantas mutaciones podría generar que sea "más transmisible y también más resistente a las vacunas que tenemos hoy".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate