El brote del nuevo coronavirus Covid-19, catalogado como “pandemia” por la Organización Mundial de la Salud(OMS), ya cuenta con más de 215 mil infectados en todo el mundo, 83.554 personas recuperadas de la enfermedad y 8.896 fallecidos.

En Argentina, muchas empresas, establecimientos y locales de diferentes rubros están implementando la modalidad de trabajo a distancia. Esto significa que los empleadores decidieron resguardar a muchos de sus empleados enviándolos a sus casas, pero con la condición de que continúen con su labor habitual, sin parar la producción o atención de los clientes que demanden un producto o servicio específico.

Por el contrario, existen otros rubros donde las compañías precisan que sus miembros trabajen en el lugar porque su tarea solo puede realizarse de manera presencial. En estos casos, es vital que se mantengan ciertos recaudos relacionados a la seguridad e higiene para garantizarle un máximo cuidado a cada uno de los empleados de turno.

Si estuvo fuera del país, hay que auto aislarse durante un período de 14 días y ante la presencia de síntomas compatibles con la enfermedad, comunicarse de forma gratuita al 0800-222-1002 (línea nacional).

Es esencial que las empresas cuenten con proveedores que les proporcionen un stock de productos de limpieza como lavandina, jabón, desinfectante para pisos y en aerosol, alcohol líquido, ya que son elementos que ayudan a esterilizar los espacios donde potencialmente podría circular el virus.

Higienizar con un poquito de alcohol aquellos aparatos tecnológicos que se utilicen diariamente como es el caso de computadoras de escritorio, notebook, mouse, teclados, impresoras, teléfonos fijos, celulares, y también todos aquellos elementos que sean de uso compartido por varias personas: tazas, lapiceras, abrochadoras, etcétera. En época de pandemia, es necesario crear conciencia y ser solidarios con los recursos que están al alcance de la mano, para cuidarnos a nosotros mismos y a quienes nos rodean.

Las reiteradas rondas de limpieza en cada sector del establecimiento son fundamentales para eliminar la propagación de virus, bacterias y hongos.

Medidas para implementar en el trabajo

Reuniones por video llamada: Muchas empresas necesitan juntar a sus empleados para comunicarles nuevas tareas para hacer, un plan de acción a realizarse en equipo o cualquier novedad que precise ser debatida. En casos así, y considerando que en esta época no es bueno ni recomendado reunir a muchas personas en una misma habitación, la mejor opción podría ser una videollamada grupal. Existen varias plataformas que permiten la conexión en tiempo real de dos o varias personas, pero la más conocida y que puede usarse de forma gratuita es Skype.

Comunicación: Poner carteles en puertas o paredes con indicaciones para que los empleados no olviden lavarse las manos con agua y jabón durante un mínimo de 15 segundos, mantener la distancia prudencial, toser y estornudar en el pliego del codo o en un pañuelo descartable, y avisar en el caso de que se sientan mal.

Distancia entre escritorios: Se recomienda que cada espacio individual de trabajo esté ubicado a uno o dos metros de distancia entre sí. El coronavirus se propaga principalmente a través del contacto directo entre personas y al compartir el aire que respiran. Al toser, estornudar o exhalar se liberan pequeñas gotitas y, si se trata de un paciente infectado que aún no lo sabe ni presenta síntomas, puede transmitir el virus a otras personas.

Evitar compartir ciertos objetos: Algunos artículos que quizás antes le prestábamos a los demás, se aconseja que pasen a ser de uso personal e individual. Platos, vasos, tazas, cubiertos, botellas de agua, mate, bombillas y todos aquellos que involucren el contacto con la saliva de una persona.

Alcohol en gel: Poner dispensers en baños, cocinas, escritorios y en la puerta de ingreso de cada establecimiento. Los empleados deberán ponerse un poco antes de ingresar o salir. A su vez, lo ideal es que aquellos que trabajen en la calle también tengan su botella de alcohol en gel para higienizarse porque son los que tienen menos chances de lavarse las manos seguido.

Restringir los saludos: El contacto físico, los besos de cachete, apretones de mano y abrazos no son recomendados en esta ocasión. En este punto, uno puede ser creativo e implementar otra técnica para darle la bienvenida a alguien y no quedar como una persona descortés: saludos de lejos con la palma o el pulgar en alto, choque de codos o de pies.

Hora del almuerzo: En muchas empresas o fábricas es costumbre que paren para comer. Se deberá organizar los turnos para que vayan a almorzar de a grupos de tres o cuatro personas, y siempre respetando la distancia de un metro o más entre individuos. Al terminar, es primordial que cada uno lave su plato, cubiertos y vaso con detergente y agua caliente, bien y a conciencia. Las mesas deberán ser repasadas con un trapo que contenga un poco de lavandina o alcohol.

Evitar el encierro: Tratar de mantener las ventanas abiertas porque es indispensable que circule el aire y no se concentre en un espacio cerrado.

Personal de limpieza: Deben recibir una capacitación especial que implique qué zonas de la oficina deben limpiar con mayor frecuencia: marcos de puertas y ventanas, picaportes, manijas de la heladera, escritorios, mesadas, canillas de baño y cocina. Asimismo, asesorarlos para que también tengan precaución consigo mismos.

Compras online: Muchos comercios como las tiendas de ropa trabajan con la venta al público y el ingreso recurrente de clientes. En esta circunstancia, hay quienes implementaron la técnica de “compra vía web” con la posibilidad de ver los productos en fotos y poder elegir el indicado en una tabla de talles. De esta forma, se reduce el contacto con personas ajenas al establecimiento, publicó TN.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas