Las transferencias por coparticipación crecieron en un 6,3% en mayo en comparación con el mismo mes del año pasado, según informó el Centro de Economía Política Argentina (CEPA). En tanto, de acuerdo al Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), los giros automáticos por ese concepto y por leyes especiales subieron 7,4% real el mes anterior y 13,9% en lo que va del año. Entre enero y mayo, Santa Fe fue la que más aumentó la recepción de estos recursos: un 18,9% interanual.

En ambos estudios se advierte que el aumento de las transferencias en mayo aminoró el ritmo de los meses anteriores. La suba de marzo fue del 21% y la de abril 36,8%. Esta curva está influenciada por la base de comparación y por un “aplanamiento de la recuperación económica por la segunda ola de Covid”, de acuerdo al Cepa.

De todos modos, los guarismos son positivos en términos reales. De hecho, fue el décimo mes consecutivo en que los ingresos le ganan a la inflación.

“Al considerar la situación provincia por provincia, es posible distinguir que la evolución en términos reales de las transferencias por coparticipación tiene en sus extremos a CABA, con una caída de 54,5% interanual (como resultado de la reducción de las transferencias vinculadas al costo de la policía y bomberos) y a la provincia de Santa Cruz que recupera 12%“, aclara el informe de CEPA.

Con excepción de CABA, el resto de las provincias “le ganan de manera significativa a la recaudación del año anterior ajustada por inflación por séptimo mes consecutivo”, señala el informe.

El estudio del Instituto Argentino de Análisis de Fiscal (Iaraf) es coincidente. Pero en este caso le suma a las transferencias por coparticipación, las que se realizan por leyes complementarias. Estimó que en mayo crecieron un 60,1% interanual nominal, que implicó un crecimiento real (deflactado por el índice de precios), de 7,4%.

“La evolución señalada se dio en comparación con las transferencias automáticas del mes de mayo de 2020, período base respecto al cual se compara, las cuales habían tocado piso (cayeron -25,6% real) debido a las restricciones bajo las que actuó la economía fruto de la pandemia de Covid”, señaló el instituto.

El conjunto las provincias evidenciaron un crecimiento real de 10,8% en mayo, sin considerar en este grupo a Caba, jurisdicción en la que la coparticipación cayó un 54,9% real como consecuencia del cambio en su coeficiente primario que pasó de 3,5% a 1,4% a partir de enero del 2021.

Entre las provincias, la menor tasa de crecimiento la registró Buenos Aires con un 9,8%, mientras que en el otro extremo Santa Cruz vio crecer los envíos automáticos un 12,3% en moneda constante. Santa Fe vio aumentar 11% interanual la coparticipación en mayo pero el incremento interanual llega al 18,9% en el acumulado de cinco meses del año. En esta comparación, es el distrito con mayor crecimiento.

De acuerdo a los datos difundidos por el Iaraf, en los cinco meses transcurridos de 2021 las transferencias a provincias acumularon un crecimiento real del 13,9% respecto a igual periodo de 2020.

Las transferencias por coparticipación representan una buena parte de los ingresos provinciales: en promedio, alcanzan el 71,3% del total. En relación con los impuestos provinciales, Cepa señaló que la evolución en marzo es significativa para todos los rubros: Ingresos Brutos, si bien es la que menos se incrementa, lo hace muy por encima de la inflación.

Fuente: La Capital

Comentá y expresate