Tras el allanamiento de este lunes a la Comisaría de Santa Elena, en la que secuestraron documentación y realizaron un "relevamiento" edilicio a fin de "corroborar el relato del adolescente" que denunció haber sido golpeado por policías la noche del sábado en un "cuarto oscuro" de la dependencia, el fiscal que investiga el caso, Santiago Alfieri, precisó que la causa quedó caratulada como "privación ilegítima de la libertad" y "vejaciones", además de que las lesiones fueron corroboradas por un médico.

"Según el relato, sufrió agresiones: golpes, vejaciones y malos tratos en la Comisaría de Santa Elena", resumió el funcionario judicial en diálogo con Puro Cuento -Radio Costa Paraná-, en referencia a la denuncia radicada por el adolescente de 16 años la mañana de este lunes en la Fiscalía de La Paz, la que motivó el allanamiento que se concretó en horas de la tarde.

Al respecto, el fiscal señaló: "Hoy lo que hicimos fue realizar un relevamiento de la Comisaría, respecto de pasillos y demás, para corroborar los dichos del adolescente, y también tomamos alguna información formal respecto de la guardia y las novedades, con colaboración del jefe y subjefe de la comisaría, quienes están preocupados genuinamente por la situación".

CONVOCARÁN A LOS POLICÍAS IMPLICADOS

"Con esta información, lo que vamos a hacer mañana es tamizarla, pasarla por un filtro, ver qué corroboraciones tenemos y demás, y por supuesto convocar a aquellos funcionarios policiales vinculados con el hecho a designar abogado defensor para que puedan participar del proceso penal como corresponde" a fin de "comenzar a definir la participación de cada uno de ellos y de ellos en conjunto", dijo Alfieri.

El fiscal aclaró que "se está investigando a partir del hecho denunciado y no de la denuncia pública", lo que caratuló como "el delito de privación ilegítima de libertad y el de vejaciones". En ese marco, dijo que no es clara la cantidad de policías implicados. "Hay una enumeración de tres policías al inicio del episodio y luego un detalle de dos más, lo que no quiere decir que sean solo esos dos o más, o no", sostuvo.

"Coincido en que es un hecho grave y particularme por la gravedad del hecho, entiendo que debe ser tratado sin fuegos artificiales, digamos, y trabajar en concreto sobre lo denunciado", expresó.

Finalmente, Alfieri indicó que para el allanamiento a la Comisaría de Santa Elena se apeló a la colaboración de Prefectura "por una cuestión de eficiencia y de dar garantías de transparencia y de la neutralidad de los operadores".

"Haremos investigación seria y contundente de lo ocurrido", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate