En el marco de la X Edición de Teatro x la Identidad y en coincidencia con el inicio del juicio por delitos de lesa humanidad que investiga la responsabilidad de los médicos propietarios del Instituto Privado de Pediatría (IPP) por la sustracción de identidad de los hijos mellizos de Raquel Negro y Tulio Valenzuela, detenidos-desaparecidos de la última dictadura militar, se realizará el 3 de agosto una intervención artística en la ciudad de Paraná para la que se convoca a la ciudadanía a participar.

Con el propósito de simbolizar cuantitativamente el plan sistemático de apropiación de bebés que ejecutó el terrorismo de Estado, se abre una convocatoria a quienes quieran formar parte de la intervención; el objetivo es reunir a 400 personas de entre 20 y 45 años.

Para participar deberán comunicarse a los teléfonos 343-4611122 y 343-5040901.

Teatro x la Identidad forma parte de las campañas de difusión de Abuelas de Plaza de Mayo que, junto a profesionales de distintas disciplinas, han ideado para llegar a los nietos y nietas que aún nos falta encontrar desde distintas expresiones de nuestra cultura. La edición de este año es organizada por H.I.J.O.S. Paraná, Instituto Nacional del Teatro, Subsecretaría de Derechos Humanos de E.R., Secretaria de Cultura de E.R. y Registro Único de la Verdad.

El Tribunal Oral Federal de Paraná fijó la fecha de inicio del juicio contra los médicos propietarios del IPP, acusados de haber participado de robo de bebés durante la última dictadura cívico militar. Miguel Torrealday, David Vainstub y Jorge Rossi deberán rendir cuentas en debate oral y público a partir del 6 de agosto, en el marco de la causa conocida como Melli.

En el juicio Hospital Militar que tuvo sentencia en 2011 se pudo comprobar que los mellizos (mujer y varón) ingresaron al IPP en marzo de 1978 en manos de desconocidos y se les dio el alta también a manos de desconocidos. La melliza mujer, Sabrina Gullino Valenzuela Negro, restituyó su identidad en 2008, pero aún no hay datos sobre el paradero del mellizo varón.

Raquel Negro fue secuestrada con un embarazo de 7 meses, junto a su hijito y su compañero Tulio Valenzuela en enero de 1978 en Mar del Plata, y trasladada al Centro Clandestino de Detención Quinta de Funes, en las afueras de Rosario. En marzo de 1978 trasladaron a Raquel a dar a luz a lo que funcionara como maternidad clandestina: el Hospital Militar de Paraná. Raquel fue asesinada y presuntamente arrojada en un vuelo de la muerte; ella y Tulio Valenzuela continúan desaparecidos.

Comentá y expresate