La transformación lumínica urbana que lleva adelante la Municipalidad de Paraná avanza con distintas intervenciones simultáneas en la ciudad. En el marco del programa Mi Ciudad LED, mediante el cual la comuna adquirió lámparas con esa nueva tecnología, más potente y de significativo menor consumo, personal municipal desarrolla trabajos en triple turno, para su colocación en la vía pública.

El director de Alumbrado Público municipal, Pablo Acosta, informó a través de un comunicado que está próximo a finalizar el recambio de luces de sodio por LED en calle Montiel de San Agustín. El tramo intervenido abarca desde Ituzaingó hasta calle Luis Palma: se llevan colocadas 40 nuevas lámparas y restan unas 17 para finalizar toda esa extensión, tarea que está prevista que finalice en un par de días más.

En esa zona del sudoeste de la capital provincial ya se completó el recambio de sistema en calles de los barrios Paraná XIV y XVI, parte del Paraná XIII, y el Paseo Ituzaingó. En ese marco, el funcionario indicó que apenas concluida calle Montiel, las obras de mejora lumínica en esa zona seguirán en calle Galán.

Con otras cuadrillas y en distintos turnos avanza la transformación y mejora del alumbrado público de avenida Francisco Ramírez. Habilitado el nuevo sistema en el tramo desde avenida de las Américas hasta calle General Urquiza, continúan a diario los recambios en sentido de dirección sur-norte, hasta calle Bravard.

Acosta informó que concluida en los próximos días Ramírez, posiblemente desde mediados de la próxima semana arranque un frente de intervenciones en el alumbrado público, desde calle Alejandro Carbó hasta la zona del puente sobre el arroyo Las Tunas. Todo ese tramo requerirá la colocación de unas 200 luminarias.

Asimismo, se iniciaron trabajos de colocación de lámparas en barrio Vairetti y en el loteo Los Manzanos, en la zona de calles Ovidio Lagos y Gobernador Tibiletti.

Comentá y expresate