Un total de 10 nuevos pozos serán construidos para mejorar el servicio de agua potable en Paraná. El objetivo es resolver los problemas que el servicio presenta especialmente en verano y además, prevenir contingencias como la bajante extraordinaria del río a la que estamos asistiendo. La obra, producto de las gestiones del Municipio frente a la Nación, tendrá financiamiento del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento -Enohsa-.

“Se ha gestionado ante el gobierno nacional, el financiamiento para la ejecución de nuevas perforaciones en la ciudad, para de esta manera subsanar las posibles contingencias que pueden aparecer como la bajante histórica que atraviesa nuestro río Paraná, al tiempo que mejorar la prestación del servicio de agua potable en momentos de gran demanda, como es en la temporada estival”, explicó el intendente Adán Bahl.

Hubo tres ofertas. Las empresas que se presentaron fueron Cemyc SRL; Norvial Servicios SA; y Paraná Medio Máquinas y Servicios SA. Una comisión técnica evaluará la documentación presentada por cada oferente y en el transcurso de la semana elevará la sugerencia para la adjudicación por parte del Departamento Ejecutivo Municipal -DEM-.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate