"Nos toma por sorpresa, la trabajaron en silencio para no tener obstáculos. No estábamos enterados de nada" señaló Rosa Blanco, mamá del corazón de la víctima. Y agregó: "No puede haber un femicida viviendo en la sociedad".

Mirá la nota.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate