La noticia de extender al sector privado la obligatoriedad de pagar un bono similar al que el Gobierno anunció para los estatales ya comenzó a generar varias voces en contra por parte de las cámaras empresarias. En especial, porque nuevamente quedaron fuera de la mesa de negociación.

Ayer hubo reuniones urgentes en la mayoría de las cámaras empresarias para buscar consensuar una respuesta común al pedido e intentar ofrecer opciones. "Parece que ya lo decidieron, ahora vamos a ver si podemos "colar" opciones", explicaron desde una cámara.

La confirmación por parte del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que para finales de esta semana se terminará de definir el monto y la "obligatoriedad" para el sector privado tomó al titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, terminando de coordinar un encuentro con el candidato a presidente Alberto Fernández.

Desde la gremial patronal que reúne a los sectores industriales señalaron a El Cronista que "hay preocupación porque, como siempre, la situación es heterogénea. Hay empresas que están muy mal y no lo podrían afrontar, otras que acordaron salarios con inflación. Pero a esto se le suma que en el sector industrial el diálogo con los sindicalistas es muy bueno por lo que también molesta la imposición política de este tipo de cosas", señaló una fuente industrial que suele tener el clima de la entidad fabril.

Pero no sólo los industriales se muestran molestos con la decisión. En el sector de la construcción que viene sufriendo la caída de la obra pública y el parate de la privada, también adelantan la imposibilidad de hacer frente a un pago el próximo mes.

"No hay detalles, por lo que trascendió sería el mismo modelo que el de los estatales que implica un plus de $ 5000 a pagar en octubre. Claramente es algo que entendemos que es bueno para la gente que la está pasando mal pero, por otro lado, el sector hoy no está en condiciones de pagarlo. Muchas empresas, la mayoría, no lo puede pagar", señaló un hombre fuerte del mundo de la construcción.

"La mayoría de las pymes está luchando para mantener el empleo, y en muchos casos, está teniendo problemas para pagarlos sueldos", señaló Pedro Cascales, vocero de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Desde la entidad decidieron ser más proactivos y no esperarlos detalles de lo que podría ser este bono y ya adelantaron propuestas. Asumiendo que no se diferenciará a las pymes de las grandes compañías, desde la CAME ya pidieron que se les permita "compensarlo con contribuciones patronales, IVA o algún otro impuesto" con el fin que el impacto económico sea neutro, publicó El Cronista.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Con la suba del dólar y la inflación, ¿en qué invierte?

Comprar alimentos y bebidas
Colocar plazos fijos
Comprar dólares
No tengo posibilidad de inversión
ver resultados

Las Más Leídas