Un hombre fue condenado este lunes a 20 años de prisión por haber violado a su hija y a las dos hijas de su expareja, todas menores de edad. Los abusos fueron cometidos en las localidades de Saladero Cabal y Colonia Mascías, en el departamento Garay, provincia de Santa Fe. La pena también contempló agresiones físicas del hombre hacia su expareja y sus hijas.

La pena fue impuesta a un hombre identificado como J.L.C. por el tribunal integrado por los jueces Héctor Candioti, Susana Luna y José Luis García Troiano en el marco de un juicio abreviado.

La fiscal Milagros Parodi indicó que “las tres menores de edad que fueron víctimas de los delitos fueron oídas por especialistas en Cámara Gesell”. Agregó que prestaron "conformidad para la realización de este juicio en el que se abreviaron los procedimientos”.

"Una de las niñas abusadas es la propia hija del condenado. La víctima estaba en edad escolar al momento de sufrir las agresiones sexuales”, informó la fiscal Parodi al tiempo que agregó: “El delito se consumó en diciembre de 2016 cuando la menor fue a visitar a su padre a la casa en la que el hombre vivía con sus padres –los abuelos de la niña– en Colonia Mascías. En un momento en que se quedaron solos el condenado y su hija, el hombre aprovechó la oportunidad y la agredió sexualmente”.

La fiscal señaló que “las otras dos menores abusadas son hijas de la mujer que fue pareja del condenado”. "En relación a los ilícitos cometidos en perjuicio de una de ellas, los abusos fueron en la casa que compartía la niña –en edad escolar al momento de los hechos– y el imputado, durante aproximadamente tres años, en fechas indeterminadas, en reiteradas oportunidades y de forma habitual", indicó.

En relación a la otra hija de la expareja del condenado, Parodi relató que “fue agredida sexualmente en al menos dos oportunidades. Los ilícitos se consumaron en momentos en los que el condenado quedaba a solas con la menor a raíz de que la madre de la niña se iba a trabajar".

"JLC también fue condenado también por haber golpeado a su expareja y a las dos niñas a las que abusó sexualmente. La agresión física fue cometida el 29 de septiembre de 2014 en una vivienda que compartían en Saladero Cabal", explicó la funcionaria del MPA. “A su concubina le provocó lesiones en la rodilla, a una de las niñas una lesión cortante en la ceja y a la otra menor lesiones en la zona dorsal", dijo la funcionaria judicial.

La fiscal aclaró que “en este caso no informamos el nombre del condenado con el objetivo de preservar la identidad de las víctimas, teniendo en cuenta que se trata del padre biológico de una de las niñas abusadas, quien lleva el mismo apellido que su agresor”.

Fuente: Rosario 3.

Comentá y expresate