El juez penal Gustavo Urdiales condenó este jueves a dos policías de la ciudad de Santa Fe, a la pena de tres años de prisión condicional e inhabilitación por el doble de tiempo, por un pedido de coima a un carnicero del barrio Cabal.

La sanción recayó sobre el sargento Miguel Ángel Maldonado (43) y el suboficial Emilio Nicolás Perizzoti (30), quienes en 2014 prestaban servicios en la Sección Seguridad Personal de la Unidad Regional Uno (URI).

Si bien los fiscales de la Unidad de Delitos Complejos, Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez, habían solicitado pena de 6 años de prisión; inhabilitación para ejercer cargos públicos por el doble de tiempo (12 años) y el pago de una multa de $ 50.000 para cada uno de los implicados, el magistrado acabó por declararlos culpables por los delitos de "extorsión en grado de tentativa" y "falsedad ideológica de documento público". En tanto, los absolvió por el "hurto calificado y el encubrimiento con ánimo de lucro", de allí el monto de la pena.

"Valoramos que el juez dio por acreditada la tentativa de extorsión, que es el accionar ilícito que desde la Fiscalía consideramos más importante", destacaron Hernández y Jiménez. En tal sentido, aclararon que "los condenados se valieron de su trabajo como policías para intentar obligar a un carnicero de la ciudad de Santa Fe a entregar dinero, e incluyeron declaraciones falsas en un acta de procedimiento".

Y en cuanto a las absoluciones, "aguardaremos los fundamentos del fallo para analizar los pasos a seguir en relación a estos ilícitos", dijeron.

Fuente: El Litoral

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate