La Justicia condenó al periodista y profesor de Secundaria, Franco de los Santos, conductor del programa radial Tarde Versátil, que hasta el sábado pasado salía al aire por Contacto FM de la ciudad de Paysandú -vecina a Colón-, al entender que había divulgado sin autorización imágenes de una pareja de personas adultas manteniendo relaciones sexuales.

El video había sido extraído y divulgado desde un celular que fuera hurtado desde el almacén de los protagonistas, en Quebracho, y luego viralizado a través de las redes sociales. Uno de los destinatarios, se entendió, fue el comunicador que lo utilizó para un segmento de su programa que se caracteriza por presentar hechos protagonizados por gente de la sociedad sanducera.

De acuerdo a información obtenida por el diario El Telégrafo, la denuncia sobre De los Santos fue realizada en enero pasado. En la comisaría Sexta de Quebracho se hizo presente una señora de 53 años y su pareja que dieron cuenta que días antes les habían robado un celular que estaba sobre el mostrador de su almacén. Y que, a raíz de ello, comenzaron a recibir en otro celular mensajes y videos personales que estaban guardados en el dispositivo hurtado.

Asimismo, indicaron que el video en que se los veía manteniendo relaciones sexuales, con torso y cara al descubierto, había sido difundido a través de WhatsApp y Facebook y que la presentación del periodista radial en su programa había sido fundamental para que el material se viralizara. Entregaron como prueba una captura de pantalla y video en que desde el perfil de Facebook de Franco de los Santos (Fran Ponzoñoso) se leía: “Si lo de Romano (por el video sexual del relator de fútbol) fue viral, lo de esta pareja de sanduceros manteniendo sexo es muy fuerte. Hay que quererse un poco che. ¡Qué desagradable!”

Dijeron que esa publicación tuvo una infinidad de respuestas, ya que el periodista cuenta con casi cinco mil amigos virtuales, cosechó varios comentarios, reacciones y fue compartido en varias ocasiones, exponiendo a la pareja al escarnio público.

Suma tres antecedentes

Desde el crecimiento de su “personaje”, emulando a los periodistas porteños de chimentos, De los Santos ha cosechado seguidores que defienden su estilo de presentar rumores o noticias que suelen ser polémicas, de dudosa veracidad o que rozan la vulgaridad. Sin embargo su popularidad no sirvió para evitar que la Justicia lo procesara por primera vez con prisión, el 5 de octubre de 2012, por “un delito de difamación en calidad de autor”. En esa oportunidad fue internado en la Cárcel Departamental. Pocos días después, su abogado Pedro Dávila Collazo dijo en una nota a TV Río que había sido trasladado a la cárcel de Fray Bentos ante las amenazas que recibió por parte de otros internos.

El 10 de abril de 2013 fue procesado por segunda vez --en esta ocasión, sin prisión--, por “un delito continuado de injurias especialmente agravado por haberse cometido a través de un medio de comunicación” al calificar con diferentes palabras ofensivas a la alcaldesa de Guichón, Lourdes Suárez.

Ahora, bajo el nuevo sistema penal uruguayo, fue nuevamente condenado por la doctora Jimena Rosas, quien dispuso la formalización de Franco Julián de los Santos Araujo por “un delito de divulgación de imágenes de contenido íntimo, especialmente agravado”, imponiéndole la pena de seis meses de prisión en régimen de libertad vigilada. Deberá presentarse obligatoriamente una vez por semana en la comisaría de su domicilio, por el término de cuatro meses; fijar domicilio y no variar el mismo sin previo aviso; sujeción a orientación y vigilancia de la Oficina de Supervisión de Libertad Asistida; y “la prohibición expresa de realizar cualquier comentario, que resulte ofensivo, difamante o injuriante para terceras personas, sea a través de su programa radial o a través de redes sociales, así como la divulgación de cualquier imagen o video referente a terceras personas, de cualquier cometido”, mediante el plazo total de la condena.

Fuente: El Telégrafo

Comentá y expresate