Un jurado de San Francisco, Estados Unidos, ordenó hoy a Monsanto a pagar a un encargado de una escuela casi 290 millones de dólares en daños por cáncer generado por el herbicida glifosato, según consignó AFP.

A los 46 años, Dewayne Johnson sufre de un linfoma incurable no hodgkiniano que él atribuye al hecho de haber rociado, durante su trabajo en una escuela entre 2012 y 2014, con los productos RoundUp y RangerPro.

Para el jurado, la empresa actuó con "malicia" y que su herbicida contribuyó "sustancialmente" a la enfermedad. Cuestionó que no le advirtiera sobre los presuntos riesgos.

Tras deliberar sobre el caso, el jurado ordenó a la compañía a pagar US$250 millones en daños punitivos con daños compensatorios y otros costos llevando el total a casi 290 millones de dólares, según señaló la agencia, que también informó que la empresa va a apelar el fallo.

El caso se basó en un documento del Centro Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), un organismo de la OMS, que en 2015 catalogó al glifosato como "probablemente cancerígeno". No obstante, al año siguiente la FAO y la misma OMS consideraron "poco probable" que el producto sea cancerígeno.

El año pasado, una investigación de la agencia Reuters publicado en Londres encontró que en el IARC se ocultaron datos científicos importantes y se modificaron conclusiones clave que no coincidían con esa clasificación.

Fuentes de Monsanto señalaron: "Nos solidarizamos con el Sr. Johnson y su familia. La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones científicas, y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos y las autoridades reguladoras de todo el mundo, respaldan el hecho de que el glifosato no causa cáncer, y no causó el cáncer del Sr. Johnson. Apelaremos esta decisión y continuaremos defendiendo vigorosamente este producto, que tiene una historia de 40 años de uso seguro y continúa siendo una herramienta vital, efectiva y segura para los agricultores y las demás personas".

En EE.UU. hay una especie de industria del juicio con decenas de abogados impulsando litigios parecidos. Según informó Reuters, Monsanto enfrenta más de 5000 procesos similares en todo Estados Unidos.

La Nación

Comentá y expresate