Patricio Medina, de 27 años, fue condenado esta semana a 244 años de prisión por el abuso sexual y maltrato físico de su hija de apenas 38 días. La nena sufrió fracturas en todo el cuerpo.

Medina, quien vive en el Condado de Waco, en Texas, abuso sexual y maltrato, le confesó el crimen a un compañero de celda de la cárcel donde cumplía prisión preventiva, informó el sitio KWTX.

El caso salió a la luz en marzo de 2014, cuando un médico le hizo un chequeo de rutina a la nena de 38 días y descubrió que tenía 45 huesos rotos. También había sufrido lesiones consistentes con abuso sexual.

Medina reconoció que abusó sexualmente de su hija cuando estaba bajo los efectos de la mentanfetamina. La madre de la nena, identificada como Lisa Montoya, se declaró culpable de poner en peligro a un menor.

Tanto la pequeña como sus dos hermanos mayores fueron adoptados por una familia ajena a Medina y Montoya. Por estos días la nena tiene cuatro años y se encuentra bien de salud.

Fuente: Minuto Uno.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate