En el Concejo Deliberante de Concordia se levantó la sesión de este jueves al mediodía cuando se trataba una propuesta del concejal Juan Domingo Gallo (Frente de Todos) para declarar de interés la señalización del Regimiento de Tanques 6 Blandengues de esta ciudad, donde funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico militar. La actividad se realizará el martes 7, convocada por organismos de derechos humanos locales, la Municipalidad y las áreas de DDHH de los gobiernos provincial y nacional. El bloque de la oposición completo se levantó y se retiró de la sala de sesiones; pero también lo hicieron dos integrantes del oficialismo: Claudia Villalba y Cristina Guitar. Fue así que, sin quórum, se levantó la sesión sin que se pudiera votar la declaración.

El concejal Gallo fundamentó el proyecto de resolución, explicando que las instalaciones del Ejército fueron utilizadas durante la dictadura entre 1976 y 1983 como centro de concentración de detenidos ilegales de Concordia, tal como lo testimoniaron las víctimas y fue comprobado por la Justicia en las sentencias de las causas Harguindeguy y Área Paraná II: "Fue uno de los sitios dentro de la estructura del terrorismo de Estado, que dejó como consecuencia pérdidas de vidas, desaparecidos, detenidos, destrucción del aparato productivo, además de otras consecuencias sociales. En este Regimiento hubo detenidos ilegalmente, hubo secuestros, torturas y desapariciones", afirmó Gallo.

A su vez, ante el rechazo opositor, el concejal del Frente de Todos, Gastón Etchepare, aseguró: "Los torturados, los muertos, los desaparecidos, sus familiares, no merecen que se disminuya una cuestión tan importante a una efímera concepción política. Esperaba que podamos darle a los familiares de las víctimas el mensaje de que la memoria está viva".

La oposición hizo una fuerte defensa de las fuerzas armadas que llevaron adelante el terrorismo de Estado al manifestarse en contra del proyecto. Carola Laner, de Juntos por el Cambio, señaló: "Estoy totalmente segura de que esto es un paso más en consolidar un relato oficial que por conveniencia han decidido sepultar la memoria, sepultando la verdad, y sin verdad no puede haber justicia". La concejala cuestionó este proyecto porque "este gobierno no solo ha demonizado y ha denigrado a las fuerzas armadas; no sólo ha negado las víctimas de los grupos violentos, sino que ha premiado con cargos públicos y políticos a los integrantes de las organizaciones terroristas más importantes de Montoneros y del ERP". Y agregó: "Nuestro Regimiento de Caballería de Tanques 6 Blandengues no merece esto".

Incluso el concejal opositor Felipe Sastre puso en duda lo que fue comprobado por las sentencias judiciales en las causas en la que se investigaron los crímenes de lesa humanidad cometidos en Concordia, en escenarios como el Blandengues y el Donovan Polo Club. Su par Magdalena Reta de Urquiza aseguró que "la sociedad de Concordia quiere una reconciliación, quiere un perdón".

Luego de un intercambio en el que los integrantes del bloque del Frente de Todos impulsores del proyecto volvieron a expresar los fundamentos, en base a la jurisprudencia sobre el genocidio que rige en el país e internacionalmente, entre otras consideraciones, los opositores comenzaron a dejar sus bancas, al igual que las oficialistas Guitar y Villalba. Al no haber quórum para sesionar, el presidente del cuerpo, Daniel Cedro, manifestó que la situación era inédita y de "gravedad institucional". Por tal motivo, abrió un cuarto intermedio para intentar el regreso de los ediles que se habían ausentado. Al finalizar el cuarto intermedio solamente estaban presentes los concejales oficialistas, por lo que se levantó la sesión y no se pudo votar el proyecto.

Fuente: UNO

Comentá y expresate