Una audiencia de conciliación estaba planteada la mañana de este domingo en el marco de la Causa Etchevehere por los campos de la estancia Casa Nueva del paraje El Quebracho, en la zona rural de Santa Elena. Sin embargo, una de las partes, la de Leonor Barbero Marcial y sus hijos Luis Miguel, Sebastián y Juan Diego Etchevehere, no se presentó y recusó al juez de la causa, Raúl Damir Flores.

Queda ahora en manos de la Justicia resolver si Flores es apartado o continúa al frente del expediente.

"La contraparte no se presentó, la verdad que es una lástima porque era una oportunidad para poner un poco de calma a la situación y pasar blanco sobre negro. Nosotros trajimos una propuesta, seguimos respetando el fallo judicial con disposición al diálogo", dijo a La Sexta uno de los abogados de Dolores Etchevehere, Lisandro Mobilia.

Según informó el letrado, el juez Flores todavía apuesta a que haya conciliación y "les dio 5 días para que contesten" a una lista en la que se plantea la propuesta que presentó Dolores en el marco del diálogo.

La propuesta "consiste en un pacto de convivencia hasta que se resuelva la cuestión de fondo, diferenciar ingresos y egresos para que no haya ningún tipo de altercado entre las partes, custodiar todo el tiempo la seguridad física e integridad psíquica y espiritual de Dolores, asegurar la productividad tanto de ella como del resto de los herederos y buscar un lugar neutral de negociación con veedores técnicos", explicó Mobilia a La Sexta.

Embed

Comentá y expresate