Tigreno pudo este jueves levantar cabeza en la Copa Libertadores 2020en la reanudación ante Guaraní: arrancó arriba en Paraguay, perdió el control promediando el complemento y terminó por desbarrancar en una exagerada goleada 4-1.

El conjunto de Pipo Gorosito, que contó con el paranaese Juan Cavallaro y el crespense Sebastián Prediger desde el arranque, abrió la cuenta a los nueve minutos cuando Pablo Magnínrecibió un pase atrás de Sebastián Prieto y metió un zurdazo al ángulo.

Más tarde, a los 26, otro argentino, Bautista Merlini, se anotó en la red para el local, con un sablazo tras un rechazo. Era un 1-1 quizás exagerado para lo demostrado por los de Gustavo Costas.

En lo que siguió hasta el descanso, incluso el Matador estuvo más cerca, obligando al esfuerzo a Gaspar Servio ante David Gallardo y una irrupción de Magnín.

En el complemento, mediante los cambios, los de Costas empezaron a torcer la historia. El ingreso de Cecilio Domínguez, en su debut en el equipo, forzó un penal polémico de Facundo Monteseirín que el mismo ex Independiente cambió por gol a los 16.

El elenco argentino dio una muestra más de reacción, con un remate Cavallaro que volvió a hacer clave el rol de Servio, y en el cierre se le soltó la cadena al local con dos ingresados. Primero, a los 38, Edgar Benítez, que apareció por la izquierda y definió cruzado.

Por último, Ángel Benítez a los 45, tocando por el centro un pase desde la izquierda. Y no hubo tiempo para más, publicó TyC Sports.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate