El personal de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial de la Policía de la provincia de Entre Ríos, en el Puesto Caminero Paso Cerrito, detuvo la marcha de un Ford Ecosport donde encontraron más de 90 kilos de droga. El procedimiento fue realizado pasadas las 9 de este domingo. Conducía un joven de 29 años, domiciliado en la localidad de Lavallol, provincia de Buenos Aires.

El vehículo hacía ingreso a la provincia de Entre Ríos proveniente del norte de la mesopotamia. Una vez realizado el control documentológico del rodado se efectuó el contralor con el can narco detector Jana y su natural guía y marcó la posible presencia de material estupefacientes al adoptar conductas compatibles con la presencia de esa sustancia.

A raíz de ello se dio intervención al personal de la División Toxicología de la Jefatura de Policía Departamental Federación y, con conocimiento del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, realizó la requisa del rodado. Fue entonces que se halló en un doble fondo, laterales y frente la totalidad de 175 ladrillos envueltos en nylon de color ocre los cuales resultan positivo a cannabis sativa en el test orientativo de campo.

Dichos envoltorios arrojaron un total de 91,726 kilos los cuales son formalmente secuestrados al igual que el automotor, equipos de telefonía, dinero. Asimismo, se llevó adelante la inmediata detención e incomunicación del conductor por infracción a la Ley 23.737.

Comentá y expresate