Luego de varios meses de incertidumbre, finalmente llegó la ayuda para los estudiantes de Victoria que crearon el drone acuático. Laura Stratta, vicegobernadora de Entre Ríos, confirmó a los alumnos que el Gobierno provincial pagará el viaje a México para que puedan participar de la competencia internacional de mecatrónica.

Embed

Stratta les confirmó de la noticia este sábado, en el marco de una visita que concretó junto al senador Gastón Bagnat y la subsecretaria de la Juventud, Brenda Ulman, entre otras autoridades. Fue en la Escuela de Educación Técnica -EET- Nº 1 Doctor Pedro Radío, de Victoria, donde se comprometió a acompañarlos para que puedan cumplir su sueño, que dio a conocer Canal Nueve Litoral.

"Uno de los compromisos que asumimos con Gustavo Bordet es el de apoyar con medidas concretas el potencial creativo presente en nuestras escuelas entrerrianas", destacó la vicegobernadora, tras el encuentro.

En este sentido, dejó un mensaje: "Quiero felicitarlos por la dedicación y el esfuerzo puesto en este proyecto innovador y agradecer a toda la comunidad de esta escuela pública por apoyar el espíritu emprendedor y la conciencia ambiental de estos alumnos que son un ejemplo de compromiso y trabajo en equipo".

El proyecto

Embed

Un grupo de diez estudiantes del último año de la EET Pedro Radío de Victoria, fue premiado por su "drone acuático" en ferias de ciencia y medio ambiente a nivel local, provincial y nacional. A tal punto, que fueron seleccionados para representar a la Argentina en México en un encuentro internacional de mecatrónica. Sin embargo, no contaban con los recursos para poder viajar.

El robot que inventaron se llama Kanneonn y fue creado para medir el estado de contaminación del agua de la Laguna del Pescado, que se ubica a unos cinco kilómetros de la ciudad de Victoria.

"Es un barco al que no hace falta operarlo porque se programa", definió Joaquín Cabello, uno de los integrantes del equipo -comandado por el profesor de Prácticas Profesionalizantes, Ramiro Seliman-, en diálogo con el Nueve.

El drone "funciona mediante uso de GPS y otros aparatos. Tiene un Arduino como cerebro. Haciendo uso de las múltiples herramientas que tiene, hace el recorrido que uno le programa, analiza muestras de agua en el mismo momento con sus sensores y a eso lo envía a una base de datos. Uno entra a internet, obtiene toda la información en tiempo real y puede hacer un historial, con curvas y picos, por ejemplo para ver cuándo estuvo más contaminado. Ahora lo tenemos programado para que haga cuatro muestras por segundo", explicó el alumno.

Tomás Kochendoerfer, otro de los estudiantes multipremiados, contó: "El nombre de Kanneonn deriva de una tribu que habitaba en esta zona que son los Chaná Timbúes". "Ellos llamaban así a sus embarcaciones, que armaban con troncos de árboles para moverse por las islas. Quisimos aprovechar para hacer una referencia histórica y honrar a las tribus que nos heredaron la laguna y toda esta zona", expuso.

Cuando pusieron a andar a Kanneonn, obtuvieron resultados. "Descubrimos lo que habíamos hipotetizado, que es una alta concentración de sal y algo que no nos esperábamos, que es un PH ligeramente ácido en algunas partes de la laguna", lo que "ha provocado una reducción drástica de todo lo que es fauna y flora de la laguna".

"La laguna es una reserva natural; esto nos permite determinar algunas causas, que no las sabemos todavía, pero lo que sí sabemos es que lo que está pasando ahí nunca debería haber pasado", concluyó Kochendoerfer.

Finalmente, este sábado les confirmaron desde el Gobierno provincial que podrán dar a conocer al mundo de su innovación, gracias a que se harán cargo del costo del viaje.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate