*Por Karina Vilella y Paula Zaccaro

Embed

Comunicar de manera elegante, requiere sin dudas, de seguir las normas de etiqueta parlante o escrita. A la hora de querer realizarlo telefónicamente por ejemplo, debemos recordar que es de buena educación, preguntar si disponen de unos minutos para conversar (y aclaramos resaltando en negrita unos minutos, porque existe un grupo de seres carentes del poder de sintentizar….)

Es de persona de bien, entender el lugar que ocupa cada uno en esta sociedad, respetando el orden de precedencia, aún en el teléfono. Las personas de mayor jerarquía jamás esperan en la línea a la de menor. Debemos además, usar los correctos tratamientos protocolares y un tono de voz cortés, demostrando constantemente interés.

Es necesario conocer el tratamiento debido para cada uno de las personalidades. Su desconocimiento denota una gravísima falta de respeto y consideración. Lo mismo sucede al dirigir una nota. La perennidad de lo escrito hace que resulte más evidente las falencias protocolares, veamos entonces cuáles son los más usados:

TRATAMIENTO DE SEÑOR O SEÑORA

El tratamiento de SEÑOR/A es el tratamiento de cortesía que puede darse en la conversación, presentación o saludo a las altas autoridades o representantes de un Estado, magistrados, presidentes de corporaciones o los señores de una casa.Quien llame Señora un superior es reconocerle señorío o dominio sobre si mismo. Es el mayor tratamiento que puede darse a una persona.

Ahora bien, cuando el superior llame a un subordinado, lo hará acompañado del apellido por ejemplo: Señor Pérez necesito por favor que se acerque a mi escritorio…

En el ceremonial académico, los profesores o catedráticos son siempre SEÑORES PROFESORES O SEÑOR RECTOR. En el ceremonial de las Fuerzas, son llamados siempre por su rango, CORONEL, CAPITAN o GENERAL nunca capitán a secas, y dentro de las fuerzas, los subordinados los llamarán MI CAPITAN o MI CORONEL.

Seguramente han disfrutado como nosotros de la serie Crown. En ella, podemos advertir el protocolo inglés donde los tratamientos juegan un gran papel sumamente importante. A la Reina Isabel II, como soberana reinante le dicen: HisMajesty/HerMajesty y a la Reina Madre podemos apreciar que simplemente pronuncian el tratamiento de Madam o My Lady equivale a señora entre la alta nobleza.

-A los Príncipes y Princesas se les dice: "Su Alteza Real". -A un Caballero se le dice "Sir" y a la esposa del Caballero "Lady". -A un Arzobispo se le dice "Su Gracia" y a un Obispo se le dice "Mi Señor" . -A un Embajador se le dice "Su Excelencia".

Para finalizar, recuerde que siempre es mejor pecar de coloquial, que de malhablado…

---------------------------------------------------------------------------------

@benitapeka

@centrodipkarinavilella

www.centrodiplomaciakarinavilella.com

*Karina M. Vilella es egresada de la PROTOCOL SCHOOL OF WASHINGTON. Durante los últimos veintisiete años ha trabajado, tanto en la Argentina como en los Estados Unidos, en actividades vinculadas a las relaciones públicas, la imagen, la etiqueta corporativa y el protocolo diplomático. Se desempeña como consultora tanto en organismos oficiales como en instituciones y empresas privadas de nuestro país y del exterior, en áreas vinculadas a la imagen, etiqueta corporativa, protocolo empresarial, social y oficial. Es el referente de los medios en esta disciplinas. Actualmente dirige el Centro Diplomacia.

karina villela.jpg

Comentá y expresate