Un insólito y desconcertante episodio tuvo lugar en una cafetería ubicada al este de Alemania. Los asistentes de un funeral terminaron consumiendo drogas "por error", luego de que les sirvieran una torta con hachís, un derivado de la marihuana.

Efectivos de la Policía de Rostock aseguraron que el hecho ocurrió el pasado martes, luego de un entierro en el popular cementerio de Wiethagen. La familia del fallecido se dirigió hacía una confitería donde pidieron café y un postre dulce como es costumbre en el país europeo.

Tras el refrigerio, 13 personas comenzaron a sentir náuseas y mareos y requirieron de atención médica. Según precisaron fuentes policiales, una empleada del restaurante que estaba a cargo de las tortas le pidió a su hija de 18 años que los batiera.

Sin embargo, la madre agarró el postre equivocado de la heladera. La piba había hecho ese dulce para una ocasión diferente. La policía afirmó que la joven se encuentra bajo investigación.

Comentá y expresate