El extitular de la Dirección Provincial de Vialidad -DPV- Jorge Rodríguez, comenzó a ser juzgado el lunes, por el supuesto delito de peculado. El exfuncionario está acusado de desviar fondos del área -$3.056.484- que tenía a su cargo para sostener un emprendimiento educativo.

Junto a él son juzgados Néstor Kemerer, quien estuvo a cargo de Mantenimiento y Suministros de la Dirección; y Mario Heyde, exsubdirector de Almacenes y Suministros.

El dinero habría sido destinado al funcionamiento de la Escuela Privada Número 235 “Heraclia Ruiz Díaz” mediante la contratación de once personas como empleadas de la Dirección de Mantenimiento y Suministros de la DPV, pero para que presten servicios como docentes y no docentes de la escuela, consignó Página Judicial.

También se les cuestiona haber cedido en comodato, por veinte años, galpones de la DPV la Asociación Civil "Los Viales", que administra la escuela y que encabezan Kemerer y Rodríguez; y que las obras de refuncionalización del predio, con el fin de habilitarlos para el funcionamiento de la escuela, se hicieran con fondos asignados al presupuesto de la DPV. Por todo esto los fiscales Patricia Yedro y Alejandro Cánepa adelantaron que pedirán que Rodríguez sea condenado a siete años de prisión.

En el comienzo del juicio, el exfuncionario deslindó su responsabilidad y aseguró que el emprendimiento educativo había sido aprobado por el Consejo General de Educación -CGE-, aunque admitió que los docentes habían sido contratados en forma “provisoria” a través de la modalidad de contratos de locación de servicio con la DPV.

“Yo no dejé de hacer una ruta para pagarle a los maestros, eso sí habría sido ilegal; yo usé partidas destinadas a sueldos hasta que el Consejo General de Educación se hizo cargo de pagar esos haberes. Fue un orgullo y no estoy arrepentido de haber hecho una escuela”, dijo el ex funcionario en su declaración ante el tribunal integrado por Gervasio Labriola, Daniel Malatesta y Gustavo Pimentel.

Comentá y expresate