Gimnasia terminó celebrando un 3-2 vital sobre Colónpara cerrar el torneo con una sonrisa y la esperanza de que la próxima temporada pueda salir del fondo de la tabla de los promedios.

No le costó encontrar la ventaja al Lobo, que se puso arriba rápidamente tras un desborde de Jan Hurtado que involuntariamente Fernando Zuqui metió en su propio arco. Cuando el Sabalero buscaba reaccionar, nuevamente fue Hurtado el que marcó la diferencia con un cabezazo que se convirtió en el segundo del local.

Gonzalo Piovi cometió un innecesario penal al cierre del primer tiempo que Cristian Bernardi cambió por gol para darle incertidumbre al resultado.

La segunda parte mostró nuevamente al Sabalero con la iniciativa, y al Lobo agazapado para intentar asestar alguna contra letal. Y esta llegó luego de que Horacio Tijanovich interceptara un pase atrás, dejara en ridículo a Burián y al último defensor sabalero y conviertiera un golazo para poner el 3-1 que parecía definitivo.

Nicolás Leguizamón puso la cabeza para achicar la distancia y devolver a Colón al partido. Según reproduce TyC Sports, fue un cierre a pura resistencia para Gimnasia, que defendió con uñas y dientes un triunfo que, en esta Superliga no le sirvió de nada, pero de cara a lo que viene puede ser fundamental.

El Lobo cierra el torneo con 29 puntos, aunque la temporada que viene la arrancará último (a excepción de los equipos que asciendan) en la tabla de los promedios.

En tanto, Colón cerró un campeonato para el olvido y sabe que deberá remontar para no sufrir en la 2019/20.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate