Buses Paraná, la empresa que concesiona el transporte urbano en Paraná, no descarta ir a la Justicia si el municipio no brinda una respuesta al pedido de aumento del boleto solicitado días atrás al Sistema Integrado de Transporte Urbano -SITU-, ente que estudia los detalles del servicio en la capital.

"En este momento no vamos a quitar el servicio, pero necesitamos solucionar la ecuación económica. El mes pasado se sacaron créditos para pagar el 5,7% de aumento salarial y ya hay un pedido de UTA del 10%, más un reajuste de 8% más" señalaron al Nueve.

Mirá la nota completa.

Embed

Comentá y expresate