Los choferes de transporte urbano de pasajeros de Paraná, nucleados en la Unión Tranviarios Automotor -UTA-, mantendrán durante este miércoles la medida de fuerza dispuesta en las últimas horas, consistente en una retención de servicios entre las 9 y las 20.

Por su lado, los empresarios de Buses Paraná se comprometieron a pagar lo adeudado -40% del salario de marzo- durante la jornada de mañana, con recursos que llegarán de la mano de la Municipalidad de la capital.Los fondos serán depositados a modo de anticipo por lo correspondiente al Boleto Estudiantil Gratuito Universal -BEGU-.

Tanto gremialistas como dueños de las compañías se vieron las caras este martes en la Secretaría de Trabajo, que convocó a una reunión con el objeto de buscarle una salida al conflicto que tiene a los trabajadores protestando desde el último jueves. Del encuentro participaron también funcionarios de la comuna.

De ese modo, mañana a las 9 no habrá más servicio. Asimismo, si se mantiene la palabra de los empresarios y los sueldos se depositan, los choferes darían de baja la medida de fuerza.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate