Marcelo Lischet, empresario de Buses Paraná, reconoció en Telenoche que la empresa debe el 40% de los salarios de los choferes. Por tal motivo, los trabajadores han determinado medidas de fuerza desde el último jueves.

Lischet indicó que la metodología de pago de Buses es el 50% de los sueldos con los subsidios provinciales y el 50% con los recursos que envía la Nación, que aún no han llegado y cuyo arribo se atrasaría a partir de la trágica muerte del ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, ocurrida el fin de semana.

El empresario aclaró además que se harán presentes el martes por la tarde en la Secretaría de Trabajo, donde se llevará adelante una audiencia donde participarán además referentes de UTA -gremio que nuclea a los choferes- y funcionarios municipales.

Embed

Comentá y expresate