Este martes se cumplieron dos semanas sin colectivos en Paraná. Una medida de fuerza dispuesta por el Consejo Directivo de la Unión Tranviarios Automotor -UTA- a nivel nacional determinó que los choferes no trabajen hasta no percibir el total de su salario correspondiente al mes de abril. El último viernes se depositaron 8 mil pesos, a cuenta del 50% que se le debía abonar.

Finalizando mayo, aún no hay novedades, y la próxima reunión de funcionarios, empresarios y gremialistas está pautada para mañana. Desde la Municipalidad, que concesiona el servicio, reiteraron a AHORA que el conflicto es entre el empleado -Buses Paraná- y sus empleados, y que el municipio ha hecho las gestiones pertinentes a los fines de motorizar una pronta solución.

La capital provincial no es la única ciudad importante afectada. En Santa Fe, hace 16 días que no hay servicio. Los choferes cobraron el 65% de los haberes de abril y por el momento no hay perspectivas de pago del monto adeudado. En Rosario, por otro lado, se debe el mismo monto.

En Córdoba hace casi tres semanas que no hay servicio. Los choferes también esperan cobrar su salario, y por el momento no hay novedades de cobro.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate