Una nueva audiencia entre dirigentes de la Unión Tranviarios Automotor -UTA-, empresarios y funcionarios del Ministerio de Transporte concluyó sin acuerdo. De ese modo el paro de colectivos que afecta el servicio en Paraná hace 35 días continuará por tiempo indeterminado.

Cabe destacar que la medida de fuerza se inició como consecuencia de las abultadas deudas que mantienen las compañías con los choferes. En el caso de la capital provincial, el pasivo asciende a más de 100 mil pesos por trabajador.

Luego de la reunión, se vivieron momentos de tensión frente a la Seccional Entre Ríos de UTA, donde empleados del servicio le recriminaron a los dirigentes sindicales no poder llegar a un acuerdo.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate