La ciudad de San Pablo, la mayor de América del Sur y la más rica de Brasil, registró la primera víctima del coronavirus por falta de acceso a una cama de terapia intensiva a raíz del colapso en el sistema sanitario que afecta a todas las regiones, informó este jueves el alcalde, Bruno Covas.

”Lamentablemente una persona en la ciudad murió por no poder conseguir una cama. También estamos en colapso”, dijo Covas (del Partido de la Social Democracia Brasileña, PSDB) al canal GloboNews, ante el cual comentó la falta de estructura de fiscalización de su propia gestión para decretar el confinamiento total.

Fuentes oficiales dijeron que el fallecido era un hombre de 22 años. ”Estuvo a media hora de recibir una cama de terapia intensiva, pero no resistió”, confirmaron los voceros. En este momento hay 395 personas en la misma situación que el fallecido, aguardando un lugar en una sala de terapia intensiva en la ciudad de San Pablo, que enfrenta una situación límite al igual que la mayoría de las capitales brasileñas.

En ese marco, el jefe municipal de San Pablo anunció que tomó la decisión de anticipar feriados para permitir una reducción de la circulación de personas en la megalópolis con 12 millones de habitantes, 7 millones de automóviles y una región metropolitana que alcanza los 22 millones personas.

Covas suspendió hasta el 5 de abril las clases presenciales en la ciudad de San Pablo, una de las más afectadas por el Covid-19. El alcalde dijo que el sistema de terapia intensiva está saturado en varias regiones de la ciudad y que el porcentaje total es del 88%, inferior al 91% del estado de San Pablo, que está en la fase de emergencia de la cuarentena.

Fuente: La Nación

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate