De todos modos, los investigadores manejan también otra hipótesis, que comenzó a circular a partir del aporte de testigos. Según supo AHORA, estas versiones echan por tierra que la escena estuviera armada y que tuviera la complicidad de algún abogado, sino que se trataría de un problema familiar.

De acuerdo a la información que esta Redacción pudo conocer, el hombre, de 35 años, habría estado bajo los efectos de alcohol o alguna otra sustancia al momento del llamativo hecho. Incluso, se supo que momentos previos había mantenido una discusión con su pareja, lo que motivó a esta decisión.

De todas maneras, se sigue investigando y no se confirma ninguna de las distintas explicaciones. Se aclaró también que el sujeto no presentaba lesiones de gravedad y que, antes de ser atendido en el Hospital San Martín, se fue por sus propios medios. En tanto, el dueño del vehículo reclamos por los daños sufridos.

Comentá y expresate