Una de las peores caras de las crisis económica es de los despidos. En Concordia el dueño de una carnicería tuvo que echar a cinco empleados, obligado por la estrepitosa caída en las ventas.

"Todo hace que, con las circunstancias que atravesamos, tengamos que achicarnos" indicó el dueño del local en contacto con el Nueve. Y agregó: "Hoy la gente compra todo medido, piden cuatro bifes, medio kilo de picada, y así".

En el negocio había siete empleados. Hoy son dos.

Mirá la nota completa.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate