A las 2.42 de la madrugada de este domingo, en la intersección de las calles Ayolas y Hernán Cortés, en Sarandí, el jugador de Independiente Alan Franco protagonizó un grave accidente de tránsito.

El futbolista manejaba una camioneta Jeep de color blanco en la cual se encontraron bebidas alcohólicas. Y el Chevrolet Corsa al que embistió llevaba a Iván, de 22 años, y a Camila, de 20 y embarazada de siete meses. Ante esta situación, Laura, la suegra de la joven, habló y complicó aún más al jugador.

Embed

"Mi nuera está internada y tiene bastantes golpes. El que manejaba era mi hijo y ella está embarazada de siete meses y medio. Nosotros somos de Lanús y él la llevaba con algunos dolores al hospital, en Avellaneda. Mi hijo hizo luces, pero Franco venía a todo lo que da con cinco amigos", explicó la mujer en declaraciones a C5N.

alan_franco.jpg_1572130063.jpg

Y luego, dio detalles de que sucedió después del impacto: "Apareció gente rara que no sabemos de dónde son a amenazar a mi hijo. Ninguno se acercó a ayudar a mi nuera. La sacaron los bomberos y los vecino corrieron, filmaron todo y la rescataron. Les agradezco a ellos y a la policía. Tuvieron que abrir el coche para sacarla y tiene una costilla fracturada. A mi hijo ya le dieron el alta a pesar de los golpes, la que está más complicada es ella".

Laura, con una gran angustia, aseguró que en la familia "todos somos hinchas de Independiente", remarcó que por suerte "el embarazo está perfecto" y por último volvió a dejar muy mal parado al defensor: "Franco venía de una fiesta con los amigos. Se hacía el tonto y la gente lo quiso linchar porque se lo llevaban del lugar. Lo único que quería era arreglar con plata a la policía".

Olé

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo hace en su familia para subsistir mes a mes?

Recortamos gastos
Tratamos de generar ingresos extras
No llegamos a fin de mes y tenemos deudas
ver resultados

Las Más Leídas