Este martes, el juicio político contra el presidente chileno Sebastián Piñera enfrenta su última jornada en el Senado con una votación inédita que podría extenderse hasta el miércoles. Si así lo resuelve la Cámara Alta, el presidente podría ser destituido del cargo.

A las 9:00 de Chile, la Cámara de Senadores comenzó a analizar la acusación contra el gobernante, que radica en supuestas irregularidades en la venta de un proyecto minero en Islas Vírgenes Británicas durante su primer mandato presidencial. Este escándalo fue revelado recientemente con la investigación de los Pandora Papers.

A la mañana la jornada contaba con algunas exposiciones previas. En representación a la Cámara Baja, una terna de diputados expuso sus argumentos para la aprobación para que prosiguiera el juicio político al presidente. Luego, en representación de Piñera, intervino su abogado, Jorge Gálvez.

En la tarde se iniciará la votación final, en la que cada uno de los 47 senadores tendrá 15 minutos para argumentar, por lo que se prevé que la jornada pueda extenderse hasta entrada la madrugada de miércoles.

En la sesión celebrada en la Cámara Baja, los parlamentarios estuvieron activos en debate durante unas 22 horas de manera casi ininterrumpida.

En la anterior sesión, que tuvo lugar en la Cámara Baja, los parlamentarios estuvieron alrededor de 22 horas en activo y sin grandes pausas, en parte por el filibusterismo promovido por un diputado opositor que habló durante 15 horas seguidas para defender el “impeachment”.

Este es el juicio político contra un presidente que más ha avanzado en toda la historia chilena. Para pasar la instancia en el Senado necesita un quórum de dos tercios, pero la oposición solo cuenta con 24 bancas.

De qué se lo acusa

La acusación fue impulsada por la oposición chilena. La misma radica en las presuntas irregularidades en la compraventa de la minera Dominga, cuyos principales accionistas eran miembros de la familia Piñera, en Islas Vírgenes Británicas. Esto habría ocurrido 9 meses después de que el mandatario asumiera el cargo en su primera presidencia, que fue de 2010 a 2014.

Según reveló el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), el proyecto se vendió al empresario y amigo de la familia Carlos Alberto Délano por 152 millones de dólares, 138 de los cuales se concretaron en el paraíso fiscal.

El mandatario aseguró en comparecencias públicas haberse desvinculado de sus negocios a través de fideicomisos ciegos en 2009 y que lo revelado en los papeles de Pandora ya fue investigado y sobreseído en 2017.

Este juicio tiene lugar en los últimos meses del mandato de Piñera, que dejará de ser presidente en marzo. Además, se da apenas unos días antes de las elecciones presidenciales del 21 de noviembre.

Se trata del segundo intento de destituirlo, tras la tentativa de noviembre de 2019 por presuntas violaciones a los derechos humanos en medio de las masivas protestas contra la desigualdad, las más graves desde el fin de la dictadura.

Comentá y expresate