Las células madre son capaces de autorrenovarse, producir más de su tipo, y convertirse en cualquier célula de cualquier tejido del cuerpo. Y ahora se descubrió que también son capaces de regenerar dientes.

Así lo comprobó un equipo de la Facultad de Odontología Península de la Universidad de Plymouth, que ensayó sobre ratones un nuevo método basado en células madre que permitió reparar dientes con tejido natural. Estiman que en el futuro este método podría sustituir al tradicional implante de porcelana.

El equipo, compuesto por expertos de varios países, trabajó sobre las células madre denominadas mesenquimales, las cuales se descubrió que contribuyen a la formación de dentina, el tejido duro que cubre el cuerpo principal de un diente.

El trabajo demostró que cuando estas células madre se activan, envían señales a las mismas presentes en el tejido, para controlar su producción a través de un gen llamado Dlk1. Además se encontró que este gen es clave para mejorar la activación de células madre y la regeneración de tejidos en un modelo de curación de heridas dentales.

Este mecanismo podría proporcionar una solución novedosa para la reparación de los dientes, jaqueados por problemas como las caries, según publicó la revista Nature Communications.

Comentá y expresate