El intendente de Chajarí, Pedro Galimberti, y la directora del Hospital Santa Rosa, María Fernanda Lalosa, brindaron una conferencia de prensa este domingo tras la confirmación del primer caso de coronavirus en la ciudad.

Desde el Centro Cultural “Constantino Caballaro” y media hora más tarde de lo previsto, la conferencia fue abierta por Lalosa indicando que trabajan para determinar “qué conductas tomaremos a partir de ahora” y consideró que “habrá que hacer algunas modificaciones”.

Galimberti dijo que “ayer fue un día de gran preocupación”, recordó que hay un caso positivo en la ciudad, destacando que el infectado “estuvo en la zona de riesgo de la Ciudad de Buenos Aires”. Apuntó que el hospital adoptará medidas pertinentes y el municipio podría rever algunas medidas tomadas.

Dijo que “hay que controlar más exhaustivamente el ingreso a la ciudad y, ante determinados casos, retener el vehículo” con la ayuda de la Policía de la provincia.

“Sabemos que esto causa algunos inconvenientes a nuestros vecinos” y explicó lo relacionado a los ingresos de la ciudad que se habilitarán y los horarios.

“La salud es primordial y debemos cuidarla”, expresó Galimberti e hizo hincapié en que “una vez más apelamos a la solidaridad de los vecinos” ya que “no existe una vacuna” y por tanto la conducta comunitaria es primordial.

“La enfermedad ha llegado” y esto obliga a extremar recaudos, dijo el intendente.

Primer caso

Lalosa, en tanto, explicó que “lo bueno del paciente (infectado)” es que realizó la consulta pertinente y las personas allegadas a él “están haciendo la cuarentena respectiva”.

El paciente está en buen estado general, explicó y apuntó que “cuanto más personas captemos que estuvieron en contacto con estas personas” será mayor la posibilidad de evitar la propagación del virus.

“Debemos ver qué es lo que no se hizo o en qué debemos mejorar y, como dijo el intendente, necesitamos la ayuda de la gente” dijo Lalosa.

Negó que la información sobre el contagio se tuviera desde antes y se escondiera. “Pedimos a la población que seamos prudentes. La información oficial sale siempre desde el hospital. Esos informes llegan dos veces por día a los medios y por escrito”, indicó.

“Pido a la población prudencia y respeto por la persona contagiada. Seamos respetuosos con la información”, acotó.

En lo atinente a la estrategia a seguir, la directora del nosocomio local dijo que “nos manejamos con los protocolos que llegan desde Nación y estamos en contacto permanente con Salud de la provincia”.

“La situación de hoy es que tenemos un paciente y debemos seguir muy de cerca su estado, hacer el seguimiento” dijo y aseguró que “el hospital está preparado” para hacer lo necesario.

Señaló también que el hospital tiene “respiradores de ser necesarios y consideramos la derivación a Concordia de ser necesario”. También dijo que no se descarta el uso de un cuerpo del hospital para tratar esta enfermedad si los hechos lo justifican.

“Tenemos un caso y hay que esforzarse mucho más para controlar la enfermedad”, apuntó Lalosa destacando que no se podrá hacer de un momento para otro.

Indicó que para que el contagio sea rápido se deben dar ciertas cosas que no están presentes en Chajarí. Galimberti agregó que “insisto en mantener la calma” y agregó que “hoy en la provincia tenemos seis casos positivos, por lo que la situación sanitaria es buena”.

Medidas

El intendente agregó que seguramente en ciertas cosas “habrá que trabajar un poco más” y dijo que de acuerdo a lo informado por Salud de la provincia una tarea diferente comienza al detectarse un caso activo.

Galimberti dijo que en el ingreso a la ciudad hay turnos de seis horas. Todos están “expuestos a los riesgos y eso está claro, y lo necesario es que tengan los elementos adecuados de protección”.

“El control de ingreso no es un mecanismo de detección del coronavirus. Hay otros controles y medidas que tratan de hallar síntomas. Ocho de cada 10 personas no revelan síntomas. El arco de entrada no es una barrera para la enfermedad”, manifestó.

Lalosa consideró que con este caso positivo “las cosas cambian en varios aspectos” y apuntó que hay que seguir “como sigue la evolución”.

“No debemos apresurarnos. No todos los pacientes asintomáticos dan positivo. “En este momento debemos seguir con los controles de quienes tuvieron contacto estrecho (con el infectado)”, dijo.

Agregó Lalosa que “es importante saber de dónde viene la persona que ingresa a la ciudad”, ya que hay lugares que son de mayor riesgo. “Ese dato es importante para nosotros” dijo Lalosa y destacó que “esa persona debe cumplir ciertos requisitos, no bajarse del vehículo que es lo que se está haciendo con el transporte, y además saber por donde circulará. También, si viene de una zona de riesgo, debe hacer cuarentena. Asimismo deben usar barbijo, etc.,” insistió Lalosa.

Flexibilización

Sobre la flexibilización de actividades en la ciudad, Galimberti dijo que “nos toca decidir, teniendo en cuenta la salud, todo lo que hace al día a día de la ciudad. Mantener o retroceder en las flexibilizaciones, dependerá de como se monitorea la enfermedad en los próximos días. Y como decía Fernanda, si la situación se complica estaremos obligados a ciertas habilitaciones tendrán que sufrir ciertos retrocesos, pero el análisis será día a día”.

Lalosa informó que los casos que se dieron en Mocoretá y algunos allegados, estuvieron en Chajarí. “Los estamos controlando” dijo y agregó que “viene mucha gente de Mocoretá a atenderse en Chajarí, pero desde ahora tendrán que ir a atenderse en Monte Caseros que es lo que corresponde. Nosotros no los vamos a aceptar”.

Galimberti insistió en que “la vigilancia epidemiológica que realiza el hospital y Salud de la provincia” son de primordial importancia y apuntó que el hisopado no se hace porque sí, sino si se advierten síntomas. Además “el aislamiento de 14 días es muy importante” y “nosotros debemos seguir la idea que baja de la Provincia”, pero destacó que en una provincia de más 1,4 millones de personas, “solamente hay seis casos activos, por lo que consideramos que la situación no es para desesperarse”.

En Chajarí, si se edifica la situación sanitaria, se modificarán las medidas de flexibilización adoptadas, dijo el intendente. Agregó que el contagio del caso de Chajarí vino de afuera, por lo que por el momento todo lo que se permitió en la ciudad seguirá como hasta el momento, pero insistió en que si la situación varía, cambiarán las autorizaciones.

Finalmente, Lalosa comentó que “estamos trabajando con la gente del hospital y del municipio; estamos trabajando muchísimo para que el número de pacientes sea el mínimo posible, debemos tener tranquilidad y decimos a la población que vamos va seguir trabajando y respetando el secreto profesional. Hay que tener reserva total y evitar comentarios que perjudiquen a la persona afectada”, según publicó Chajarí al Día.

Comentá y expresate