La expresidenta Cristina Kirchner intervino en la 8ª Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales (Clacso) que se realizó en el estadio de Ferro, donde según los organizadores asistieron unas 30 mil personas.

Cristina inició su intervención con el neoliberalismo, la deuda y la desocupación como principales ejes, a casi 3 años de haber dejado la Presidencia. "Pocas veces en la historia se pueden contraponer dos modelos de gobierno con tan poco tiempo de diferencia", comenzó Cristina.

"En 3 años el neoliberalismo volvió a endeudar al país, volvieron al Fondo con un préstamo de 57 mil millones de dólares y la desocupación está en dos dígitos", consideró la exmandataria.

Apuntó además contra "algunos Hitler modernos que acusan a los inmigrantes de tener la culpa de que no haya trabajo".

"Creo que la culpa por la falta de trabajo, fábricas y comercios que se cierran, debe buscarse no en los inmigrantes sino en las políticas públicas que se han implementado", dijo la senadora del Frente para la Victoria, en respuesta a discursos que afloraron en los últimos meses de parte de dirigentes del oficialismo y de la propia oposición peronista.

"Cuando se agota la argumentación del capitalismo en algunos sociedades comienzan a surgir los movimientos de extrema derecha que tratan de explicar los problemas encontrando culpables", planteó la senadora nacional, luego de comparar estos discursos con los relatos sobre los que se montaron el nazismo y el fascismo en la Europa de la preguerra.

En otro tramo de su discurso, la expresidenta se refirió al debate por el aborto legal y aseguró que en el frente político opositor "no debe haber una división entre los que rezan y los que no rezan", ya que en el seno del movimiento "hay muchos pañuelos verdes pero también hay pañuelos celestes".

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate