La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, llamó por teléfono al ministro de Economía, Martín Guzmán, en medio de una fuerte tensión política dentro del Gobierno tras una ola de renuncias puestas a disposición del Presidente Alberto Fernández por parte de distintos integrantes del gabinete.

En esa conversación de carácter informal, según reprodujo Infobae, la vicepresidenta le negó al titular del Palacio de Hacienda que haya exigido su renuncia al cargo.

Ambos acordaron, además, volver a hablar en el corto plazo.

La salida de Guzmán, no obstante, había sido uno de las principales demandas al Presidente por parte del sector kirchnerista del Gobierno, tras el resultado adverso obtenido por el oficialismo en las elecciones primarias celebradas el domingo pasado.

Comentá y expresate