La vicepresidenta Cristina Kirchner se presentó minutos antes de las 14 en los tribunales federales de Lomas de Zamorapara conocer las pruebas del espionaje ilegal que se llevó adelante en su contra durante el gobierno de Mauricio Macri. La calificó como “un verdadero y auténtico escándalo” y responsabilizó directamente a la AFI del gobierno de Cambiemos. También disparó contra la Corte Suprema de Justicia -CSJ- por no haber intervenido en la difusión de sus conversaciones privadas durante 2017.

La ex presidenta saludó con la mano a los que esperaban y entró directo al edificio judicial. El lugar estaba cercado desde las 7 de la mañana, y había una importante guardia periodística. A Cristina la acompañaba el abogado Carlos Beraldi, el defensor que la representa en las mayorías de las causas penales que se abrieron en su contra en Comodoro Py 2002. Ahora quiere saber qué material habían producido sobre sus actividades. Sobre esa base, podrá constituirse como querellante en el expediente.

Allí, el juez Federico Villena investiga a "una organización criminal dedicada a la realización de actos de espionaje interno desde el Estado Nacional, Provincial y Local” , a través de agentes de inteligencia o miembros de fuerzas de seguridad, “en distintos períodos y abarcando diversas jurisdicciones” y que tendría como víctimas a, al menos, una veintena de politicos, gremialistas, jueces, periodistas, religiosos y hasta integrantes de la comunidad mapuche que ya fueron citados a presentarse en calidad de víctimas como Cristina. También figura el novio de la hermana menor de Mauricio Macri.

Fuente: Infobae

Comentá y expresate