La fábrica procesadora de harinas de carne Manfico de Basavilbaso cerró sus puertas a partir del último martes, dejando en la calle a sus 12 empleados. En 2016 ya había echado a otros 25. Ahora el cierre de la planta tendría carácter definitivo.

El presidente de la firma y propietario del paquete accionario, Fernando Sasson, les comunicó en persona a los obreros que pararía de producir hasta febrero; versión que la mayoría de los empleados descreen.

La crisis económica a nivel país fue el argumento del empresario para detener la producción. Según narraron los operarios a FMRiel, se les adeuda parte del salario de octubre, noviembre y la primera quincena de diciembre.

Manfico se dedicaba a la elaboración de subproductos derivados de la carne y funciona en el kilómetro 191,5 de la ruta 39, entre las localidades de Basavilbaso y Rocamora. En varias oportunidades enfrentó denuncias por presunta contaminación o la muerte de peces en el arroyo Calá cercano a la planta.

En 2016, decidió presentarse a concurso de acreedores y despidió a 25 trabajadores, es decir, dos tercios de su planta de personal.

En ese entonces desde la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne se gestionó ante el gobierno nacional para que la firma pudiera ingresar al Programa Nacional de Recuperación Productiva -RePro-, con lo cual el Estado mediante aportes financieros no reintegrables abonaría parte de los salarios del personal a cambio de no generar despidos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate