Jimena Barón es muy activa en Twitter, donde cuenta con más de dos millones de seguidores. Allí, en tono de broma, decidió de escribir un mensaje que puede dar a otras interpretaciones: “Alguien que venga a suicidarme”.

La red social decidió suspender la actividad de su cuenta por “fomentar o promover el suicidio o las autolesiones”. Ella publicó en Instagram el mail que recibió con la notificación.

Twitter tomate un humoril”, fue la respuesta de la actriz. Después de estar horas suspendida, pudo volver a usar la red social del pajarito.

RatingCero consultó a Twitter, que explicó que "no se puede fomentar ni promover el suicidio o las autolesiones". En caso de incumplir esta norma, la red social puede adoptar las siguientes medidas:

  • solicitar que elimines el contenido prohibido como condición para seguir creando publicaciones nuevas e interactuando con otros usuarios de Twitter;
  • limitar de forma temporal tu capacidad de crear publicaciones o interactuar con otros usuarios de Twitter;
  • solicitar que verifiques la titularidad de tu cuenta con un número de teléfono o una dirección de correo electrónico; o
  • suspender la(s) cuenta(s) de forma permanente.

Comentá y expresate