Los médicos Miguel Torrealday, David Vainstub y Jorge Rossifueron condenados este martes por los delitos de sustracción y la sustitución de identidad de los hijos mellizos de Raquel Negro y Tulio Valenzuela, ocurrida en marzo de 1978 en Paraná. Los propietarios del Instituto Privado de Pediatría (IPP) son los primeros civiles en recibir una condena por delitos de lesa humanidad en la provincia, lo que constituye un hecho histórico.

Cabe recordar que un cuarto médico propietario del instituto, Ángel Schroeder, falleció en 2014, cuando ya se investigaban los hechos mencionados.

Torrealday fue condenado a nueve años de prisión por considerárselo partícipe necesario de los delitos investigados, mientras que Vainstub y Rossi recibieron la pena de seis años en calidad de partícipes secundarios.

Cabe recordar que este expediente constituye un desprendimiento de la causa Hospital Militar, que llegó a la sentencia de primera instancia en 2011, con cinco condenas y una absolución. Allí se pudieron establecer las circunstancias en las cuales Raquel Negro dio a luz en el nosocomio castrense de la capital entrerriana, con el posterior traslado de los mellizos al IPP.

Numerosos testigos, entre ellos enfermeras que tomaron contacto con los recién nacidos, brindaron importantes detalles que contribuyeron a establecer de qué modo operó la maternidad clandestina que funcionó en la región durante la última dictadura. A partir de allí continuó la investigación en un nuevo expediente, que ahora llegará a una sentencia de primera instancia con la condena de tres civiles.

La melliza mujer, Sabrina Gullino Valenzuela Negro, restituyó su identidad en 2008, y desde entonces busca a su hermano mellizo, nacido en marzo de 1978 en Paraná y dado posteriormente en adopción.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate