Declaró este martes una exempleada del Instituto Privado de Pediatría -IPP-, en el juicio que investiga el paso de los mellizos Valenzuela Negro por la institución. Olga Taborda afirmó que no vio ni supo nada al respecto.

La mujer se desempeñó en la limpieza en el año 1978 -año en que los recién nacidos pasaron por la institución- y posteriormente trabajó en la cocina.

Al margen de los hechos investigados, en diálogo con Canal Nueve Litoral contó que el ambiente del IPP era muy bueno y "si volviera a ser joven, sería el lugar que elegiría para trabajar".

Respecto a la causa, expresó: "Me entristece todo esto que pasó. Espero que Dios guíe la investigación y saque a la luz lo que está oculto. Que sea la verdad la que triunfe".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate