Los tres médicos del Instituto Privado de Pediatría -IPP- de Paraná, Miguel Torrealday, David Vainstub y Jorge Rossi,acusados de la apropiación y supresión de la identidad de los hijos mellizos de Raquel Negro y Tulio Valenzuela en 1978,fueron sentenciados este martes a penas de prisión efectiva en la denominada Causa Melli.

Sin la presencia de los imputados en la lectura del veredicto, el Tribunal Oral Federal de Paraná condenó a Torrealday a nueve años de cárcel, mientras que sentenció a Vainstub y Rossi a seis años.

El primero de ellos, condenado a la pena más alta, fue considerado partícipe necesario de los delitos que se le imputaron en la causa, mientras que los dos restantes fueron juzgados en calidad de partícipes secundarios.

Cabe recordar que la Fiscalía a cargo de José Candiotti había pedido la pena de 12 años de prisión para Torrealday y nueve para Rossi y Vainstub, mientras que las querellas solicitaron 15 años de prisión para los tres.

A pesar de las diferencias en los montos solicitados y la pena impuesta por el juez Roberto López Arango, tanto desde las querellas como desde el Ministerio Público Fiscal se mostraron conformes por las penas impuestas.

En la lectura de la sentencia estuvo presente Sabrina Gullino, uno de los dos mellizos -el otro es un varón- que ya recuperó su identidad. Ella, junto a su hermano, nacieron en el Hospital Military fueron trasladados al IPP, donde fueron entregados a familias que le sustituyeron su identidad.

Mirá la lectura de la sentencia.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate