El Tribunal Oral Federal 4 encontró al ex vicepresidente Amado Boudou culpable de "cohecho" y "negociaciones incompatibles con la función pública", en el marco de la denominada "Causa Ciccone", y lo condenó a 5 años y 10 meses de cárcel. También fue inhabilitado de por vida para ocupar cargos públicos y una multa de 90 mil pesos.

El tribunal también condenó a José María Núñez Carmona, amigo y socio de Boudou, a cinco años y seis meses de prisión; a Nicolás Ciccone , exdueño de la imprenta Ciccone, a cuatro años y seis meses.

Alejandro Vandenbroele, amigo de Núñez Carmona y considerado testaferro de Boudou para quedarse con la imprenta Ciccone, fue condenado a dos años en prisión en suspenso. Considerado "partícipe necesario", su prisión no será de cumplimiento efectivo. Sí se le cobró una multa de 90 mil pesos y deberá realizar tareas comunitarias cuarenta horas por semana, al igual que el exjefe de asesores de la AFIP, Rafael Resnick Brenner, condenado a tres años de prisión en suspenso.

El juez Ariel Lijo interpretó que Boudou se interesó para que se levantara la quiebra de la imprenta y para quedarse con el 70% de sus acciones, como coima, por lograr salvarla.

La fiscalía había pedido una pena de cinco años y seis meses para Boudou, al igual que la Oficina Anticorrupción. La Unidad de Información Financiera -UIF- había solicitado seis años y la detención.

Aunque todos los imputados fueron condenados, los únicos detenidos fueron Boudou, Núñez Carmona y Ciccone. El exvicepresidente fue trasladado al penal de Ezeiza.

"El cohecho no existió" se defendió más temprano el ex vicepresidente de Cristina Fernández de kirchner. "Jamás negocié a través de terceros la compra de Ciccone", argumentó.

Además, Boudou apuntó contra la prensa: "No hace falta leer el libro de un periodista, hay que leer los papeles que están en los expedientes. Ya que un periodista no tiene calidad de testigo", dijo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate